Te ayudamos a decorar tu hogar

Quién soy



Soy Agus Roca y aca me presento para que sepan un poco sobre como empezó este emprendimiento que me hace tan feliz.

Todo empezó con Ana, mi suegra, fue el grán puntapié de esta historia. Con más de 30 años haciendo cortinas y fundas, no sólo me enseñó a coser, sino que también me regaló la máquina de coser de su mamá, un gesto enorme que confirmaba el rumbo. A partir de ese momento, empece a practicar y practicar. Mis primeros diseños textiles, siempre con el gran ojo de Ana detrás, fueron almohadones, repasadores, servilletas, manteles, cortinas y mantas.

Y como la técnica y la constancia hacen al maestro, fui ganando confianza, y Ana me ofrecio de empezar a trabajar juntas haciendo cortinas y fundas de sillones. Absorber información sobre medidas, géneros y presupuestos fue el siguiente paso necesario para meterme de lleno en el negocio que poco a poco Ana me iba enseñando.

Más tarde, llego el curso de serigrafía que fue la puerta de entrada para la búsqueda y encuentro de ese valor agregado que marcaría la diferencia de mis productos. Ahora la estampa hace que nuestro catálogo sea mucho más jugoso, personalizado y distinto.

 

Y con la compra de los primeros géneros, empece a jugar con los diseños. Sacar fotos y animarme a mostrar fue el inicio de lo que hoy es @hummusdeco. Por supuesto que al principio implicó tener un poco la casa patas para arriba, la máquina de coser en medio del comedor y las telas invadiendo sillas y sillones. Pero nada de eso importó. Mientras una estantería en medio del living desbordaba de almohadones, lonas, cortinas y manteles, asi y todo yo seguís con muchas ganas de seguir avanzando con este proyecto.

Entre viajes al colegio, el ajetreo de la oficina del negocio familiar y con tres hijos de diez, cuatro y dos años, me las arreglo para estampar una cortina de baño o para pintar un mantel a juego con sus servilletas.

En el 2021 aproveché que empezábamos con obra en mi casa y el cuarto que originalmente iba a ser para Rafa, su hijo más chiquito, terminó siendo mi taller y mi lugar en casa. Una inversión a futuro.

Mi carrito